Revista

Las cosas que solo una madre sabe hacer bien.

Las cosas que solo una madre sabe hacer bien.

Mamá solo hay una, sin duda es el ser más hermoso de todos. Ella saben que hacer en toda circunstancia, sin aparentar hacer ni un tipo de esfuerzo. Son adorables, enojonas y hasta preocupadas de más pero no hay nadie mejor que ellas, por eso te contamos sobre algunas cosas que solo ellas saben hacer mejor.

Mamá es la compradora perfecta.
Si tenés una cita, una boda y no sabés que ponerte. La solución es fácil, llamar a tu madre y te dirá que hacer en esa circunstancia. Ellas saben que colores te van bien y saben que te queda bien según tu personalidad.

Lo encuentran todo.
Por todos es conocido que el olfato del perro o la vista de un águila no tienen rival cuando se trata de una madre. Y esto viene desde que eras niño, cuando tu habitación era una leonera y ni el FBI encontraba las llaves de casa o tu camiseta favorita. Pero era llegar ella y encontrar el preciado objeto en cuestión de segundos.

La mejor cocinera.
Con sus porciones de comida podría alimentar a un ejercito completo. Sabe preparar arroz para seis personas, se conoce la pirámide nutricional a la perfección.

Se conoce el clima, revés y derecho.
Ella sabe cuándo va a llover, cuando va a hacer un frío siberiano, pese a que en apariencia el día sea soleado y los pájaros canten y sobre todo, cuándo debés ponerte un buen abrigo.

Cuando eras más joven no creías que cargar una chaqueta para salir a las 3 de la tarde fuera buena idea, pero ahora lo ves con otros ojos y en tu bolso o mochila nuca falta un pequeño paraguas. Porque nunca se sabe, y eso seguro lo aprendiste de ella.

Mamá siempre está sonriente.
No importa si acaba de llegar de un duro día en el trabajo o si el viaje que toda la familia había planeado se ha ido al traste por el tiempo: no perderá la sonrisa e intentará sacar el lado bueno de todo.

Quizá se nos escapen muchas cosas, ellas son autosufucientes y son las heroínas de nuestras vidas y por su esfuerzo y amor hacía nosotros, debemos amarlas, cuidarlas y respetarlas. Nunca dudes en demostrarle tu amor y admiración a tu mamá.

[scf-post-meta output=»div» class=»fecha» type=»post-date»]Tags: [scf-post-tag output=»div» class=»etiquetas» type=»link»]

[scf-post-meta output=»div» class=»fecha» type=»post-date»]Tags: [scf-post-tag output=»div» class=»etiquetas» type=»link»]

Mamá solo hay una, sin duda es el ser más hermoso de todos. Ella saben que hacer en toda circunstancia, sin aparentar hacer ni un tipo de esfuerzo. Son adorables, enojonas y hasta preocupadas de más pero no hay nadie mejor que ellas, por eso te contamos sobre algunas cosas que solo ellas saben hacer mejor.

Mamá es la compradora perfecta.
Si tenés una cita, una boda y no sabés que ponerte. La solución es fácil, llamar a tu madre y te dirá que hacer en esa circunstancia. Ellas saben que colores te van bien y saben que te queda bien según tu personalidad.

Lo encuentran todo.
Por todos es conocido que el olfato del perro o la vista de un águila no tienen rival cuando se trata de una madre. Y esto viene desde que eras niño, cuando tu habitación era una leonera y ni el FBI encontraba las llaves de casa o tu camiseta favorita. Pero era llegar ella y encontrar el preciado objeto en cuestión de segundos.

La mejor cocinera.
Con sus porciones de comida podría alimentar a un ejercito completo. Sabe preparar arroz para seis personas, se conoce la pirámide nutricional a la perfección.

Se conoce el clima, revés y derecho.
Ella sabe cuándo va a llover, cuando va a hacer un frío siberiano, pese a que en apariencia el día sea soleado y los pájaros canten y sobre todo, cuándo debés ponerte un buen abrigo.

Cuando eras más joven no creías que cargar una chaqueta para salir a las 3 de la tarde fuera buena idea, pero ahora lo ves con otros ojos y en tu bolso o mochila nuca falta un pequeño paraguas. Porque nunca se sabe, y eso seguro lo aprendiste de ella.

Mamá siempre está sonriente.
No importa si acaba de llegar de un duro día en el trabajo o si el viaje que toda la familia había planeado se ha ido al traste por el tiempo: no perderá la sonrisa e intentará sacar el lado bueno de todo.

Quizá se nos escapen muchas cosas, ellas son autosufucientes y son las heroínas de nuestras vidas y por su esfuerzo y amor hacía nosotros, debemos amarlas, cuidarlas y respetarlas. Nunca dudes en demostrarle tu amor y admiración a tu mamá.