Revista

El “Titi” llegó con su encanto de visita a Honduras.

El “Titi” llegó con su encanto de visita a Honduras.

El actor colombiano Gregorio Pernía, mejor conocido como el “Titi” en la telenovela Sin senos si hay paraíso ha disfrutado de unos días en Honduras, hace unos días anunció en Instagram de su llegada a suelo catracho donde llegó con encanto a bailar punta con las mujeres de la zona norte del país.

Este reconocido actor disfrutó del calorcito de la novia de Honduras, La Ceiba lugar donde ofreció un show de primero y allí mismo aprovechó a bailar nuestro famoso ritmo de “Punta” él mismo dejó ver en sus redes sociales lo bien que lo ha pasado.

No podemos obviar que también disfrutó de la gastronomía catracha, en especial las baleadas que son un platillo fuerte de La Ceiba. Su llegada a la zona norte fue por el día de la mujer hondureña donde animó vestido de charro, sin duda muchas mujeres disfrutaron de este espectáculo, además le hicieron sentir a gusto con el calorcito que nos diferencia como hondureños

[scf-post-meta output=»div» class=»fecha» type=»post-date»]Tags: [scf-post-tag output=»div» class=»etiquetas» type=»link»]

[scf-post-meta output=»div» class=»fecha» type=»post-date»]Tags: [scf-post-tag output=»div» class=»etiquetas» type=»link»]

El actor colombiano Gregorio Pernía, mejor conocido como el “Titi” en la telenovela Sin senos si hay paraíso ha disfrutado de unos días en Honduras, hace unos días anunció en Instagram de su llegada a suelo catracho donde llegó con encanto a bailar punta con las mujeres de la zona norte del país.

Este reconocido actor disfrutó del calorcito de la novia de Honduras, La Ceiba lugar donde ofreció un show de primero y allí mismo aprovechó a bailar nuestro famoso ritmo de “Punta” él mismo dejó ver en sus redes sociales lo bien que lo ha pasado.

No podemos obviar que también disfrutó de la gastronomía catracha, en especial las baleadas que son un platillo fuerte de La Ceiba. Su llegada a la zona norte fue por el día de la mujer hondureña donde animó vestido de charro, sin duda muchas mujeres disfrutaron de este espectáculo, además le hicieron sentir a gusto con el calorcito que nos diferencia como hondureños