Revista

Michelle Obama fue ovacionada durante su discurso en los Premios Grammy 2019.

Michelle Obama fue ovacionada durante su discurso en los Premios Grammy 2019.

La ex primera dama de los Estados Unidos fue una de las protagonistas en la gran fiesta de la música americana. La ex primera dama volvió a dar una lección de su estilo único que se convirtió en icónico durante los dos mandatos de su esposo, Barack Obama, y con el que sigue impactando en cada una de sus apariciones públicas.

La mujer más admirada de los Estados Unidos según la firma Gallup salió por sorpresa al escenario junto a Lady Gaga, Alicia Keys, Jada Pinkett Smith y Jennifer López. Una reaparición que hizo que los presentes ovacionaran a Michelle, que en su discurso centrado en la música.

“Desde los discos de Motown que desgasté en el Southside (de Chicago) a las canciones de ‘Quién hace funcionar el mundo’ (referencia al tema ‘Run the World’ de Beyoncé) que me dieron energía a lo largo de última década, la música siempre me ayudó a contar mi historia”, dijo.

Pero la ex primera dama también deslumbró con el estilismo que eligió para la cita musical. Un conjunto de dos piezas que parecía un guiño a la música disco y a los looks que se llevaban en la mítica discoteca Studio 54 en la década de los 70 con el que volvió a derrochar glamour.

Un traje brillibrilli plateado de Sachin & Babi que se caracterizaba por los pantalones ‘palazzo’ y una chaqueta tipo blazer que llevó anudada con un cinturón del mismo tejido. Un estilismo ‘vintage’ que combinó con unos pendientes de red metalizados a conjunto, tendencia este año, con los que consiguió un look espectacular.

[scf-post-meta output=»div» class=»fecha» type=»post-date»]Tags: [scf-post-tag output=»div» class=»etiquetas» type=»link»]

[scf-post-meta output=»div» class=»fecha» type=»post-date»]Tags: [scf-post-tag output=»div» class=»etiquetas» type=»link»]

La ex primera dama de los Estados Unidos fue una de las protagonistas en la gran fiesta de la música americana. La ex primera dama volvió a dar una lección de su estilo único que se convirtió en icónico durante los dos mandatos de su esposo, Barack Obama, y con el que sigue impactando en cada una de sus apariciones públicas.

La mujer más admirada de los Estados Unidos según la firma Gallup salió por sorpresa al escenario junto a Lady Gaga, Alicia Keys, Jada Pinkett Smith y Jennifer López. Una reaparición que hizo que los presentes ovacionaran a Michelle, que en su discurso centrado en la música.

“Desde los discos de Motown que desgasté en el Southside (de Chicago) a las canciones de ‘Quién hace funcionar el mundo’ (referencia al tema ‘Run the World’ de Beyoncé) que me dieron energía a lo largo de última década, la música siempre me ayudó a contar mi historia”, dijo.

Pero la ex primera dama también deslumbró con el estilismo que eligió para la cita musical. Un conjunto de dos piezas que parecía un guiño a la música disco y a los looks que se llevaban en la mítica discoteca Studio 54 en la década de los 70 con el que volvió a derrochar glamour.

Un traje brillibrilli plateado de Sachin & Babi que se caracterizaba por los pantalones ‘palazzo’ y una chaqueta tipo blazer que llevó anudada con un cinturón del mismo tejido. Un estilismo ‘vintage’ que combinó con unos pendientes de red metalizados a conjunto, tendencia este año, con los que consiguió un look espectacular.