Revista

Borracho desenterró a su mejor amigo porque lo extrañaba

Borracho desenterró a su mejor amigo porque lo extrañaba

Cuando combinas el alcohol con tus locuras, el resultado se puede hacer viral en internet, como el caso de un hombre en aparente estado de ebriedad, se dirigió al cementerio local y desenterró a su amigo para sepultarlo en su propio jardín y así tenerlo más cerca, una amistad que traspasa la vida. ¿Te gustaría una amistad así?

Al parecer, este hombre había prometido profanar la tumba de su amigo y llevarlo a su casa de habitación porque lo extrañaba. Según medios mexicanos, a Fernando Guillén Sosa, de 27 años, en la comunidad de Numa, en Yucatán, los pobladores lo tienen tachado como alguien dedicado al vivioy con ciertas alteraciones psicológicas. Por eso es que nadie le hizo caso cuando contó que había desenterrado a su amigo.

Cuando la policía entró a su casa, luego de varias denuncias por violencia doméstica ejercidas sobre su abuela y hermana, encontraron el cráneo de la tumba profanada. Pero según Diario de México, hallaron algo más que un cráneo. En una de las habitaciones estaban los restos óseos de su amigo junto a una gran variedad de envases de cerveza.

Los vecinos de la colonia Numa, indicaron que Sosa y su compañero habían prometido que si uno de los dos moría, permanecería enterrado en el jardín del otro, pero nunca creyeron que el hombre cumpliría la promesa de llevárselo a casa.

¿Harías lo mismo por tus amigos?

viernes, 17 agosto 2018
Tags: 
viernes, 17 agosto 2018
Tags: 

Cuando combinas el alcohol con tus locuras, el resultado se puede hacer viral en internet, como el caso de un hombre en aparente estado de ebriedad, se dirigió al cementerio local y desenterró a su amigo para sepultarlo en su propio jardín y así tenerlo más cerca, una amistad que traspasa la vida. ¿Te gustaría una amistad así?

Al parecer, este hombre había prometido profanar la tumba de su amigo y llevarlo a su casa de habitación porque lo extrañaba. Según medios mexicanos, a Fernando Guillén Sosa, de 27 años, en la comunidad de Numa, en Yucatán, los pobladores lo tienen tachado como alguien dedicado al vivioy con ciertas alteraciones psicológicas. Por eso es que nadie le hizo caso cuando contó que había desenterrado a su amigo.

Cuando la policía entró a su casa, luego de varias denuncias por violencia doméstica ejercidas sobre su abuela y hermana, encontraron el cráneo de la tumba profanada. Pero según Diario de México, hallaron algo más que un cráneo. En una de las habitaciones estaban los restos óseos de su amigo junto a una gran variedad de envases de cerveza.

Los vecinos de la colonia Numa, indicaron que Sosa y su compañero habían prometido que si uno de los dos moría, permanecería enterrado en el jardín del otro, pero nunca creyeron que el hombre cumpliría la promesa de llevárselo a casa.

¿Harías lo mismo por tus amigos?