Revista

¿Cuál es el origen de las alfombras de Semana Santa?

¿Cuál es el origen de las alfombras de Semana Santa?

La Semana Santa es celebrada en diferentes comunidades del país por católicos y en las procesiones podés disfrutar de una tradición nueva en el país, pero que data de siglos atrás en otras culturas.
En la Biblia se habla que cuando Jesús entró a Jerusalén, las personas colocaban palmas y ramas en el piso. Bajo esta idea España comenzó a elaborar alfombras a base de arena coloreada y flores.

Posteriormente la tradición se expandió a otros países, entre ellos, México, Guatemala y El Salvador.

En Honduras, Comayagua desde 1963 llena de color sus calles en la semana mayor con la tradicional elaboración de alfombras de aserrín que tiene más de medio siglo.

Diseños perfectamente elaborados con colores vivos se pueden disfrutar en el Viernes Santo. Son alrededor de 50 alfombras que cubren las principales calles y avenidas de la ciudad.

Esta tradición les recuerda a los turistas la Pasión de Jesús, su sacrificio al morir en la cruz y su resucitación. Esta bonita actividad se ha desplazado a otras ciudades del país como: San Pedro Sula, Santa Bárbara y Tegucigalpa.

lunes, 15 abril 2019
Tags: 
lunes, 15 abril 2019
Tags: 

La Semana Santa es celebrada en diferentes comunidades del país por católicos y en las procesiones podés disfrutar de una tradición nueva en el país, pero que data de siglos atrás en otras culturas.
En la Biblia se habla que cuando Jesús entró a Jerusalén, las personas colocaban palmas y ramas en el piso. Bajo esta idea España comenzó a elaborar alfombras a base de arena coloreada y flores.

Posteriormente la tradición se expandió a otros países, entre ellos, México, Guatemala y El Salvador.

En Honduras, Comayagua desde 1963 llena de color sus calles en la semana mayor con la tradicional elaboración de alfombras de aserrín que tiene más de medio siglo.

Diseños perfectamente elaborados con colores vivos se pueden disfrutar en el Viernes Santo. Son alrededor de 50 alfombras que cubren las principales calles y avenidas de la ciudad.

Esta tradición les recuerda a los turistas la Pasión de Jesús, su sacrificio al morir en la cruz y su resucitación. Esta bonita actividad se ha desplazado a otras ciudades del país como: San Pedro Sula, Santa Bárbara y Tegucigalpa.