Revista

Así son los cinco anillos de compromiso de Jennifer Lopez.

Así son los cinco anillos de compromiso de Jennifer Lopez.

Son cinco veces que la Diva del Bronx ha dicho que sí. La última vez con el exjugador de beisbol profesional Alex Rodríguez, con quien lleva dos años de relación. Las Bahamas es fue el destino romántico elegido por el novio para pedir matrimonio a JLo, con un anillo valorado en más de un millón de dólares.

Está será la cuarta boda para JLo, después de Ojani Noa, Cris Judd y Marc Anthony, porque de Ben Affleck tuvo anillo de compromiso, pero unos días antes de que se produjera el enlace la cantante canceló la boda por unas supuestas infidelidades del actor.

Y claro, con tanto anillo que viene y va, no hemos tenido más remedio que hacer un repaso a su colección, desde su primer marido, Ojani Noa, a su prometido actual, Alex Rodriguez. ¿La conclusión? Salvo por su primer anillo, todos los que ha lucido tienen una característica común: son cuadrados o rectangulares.

No importa quién sea el hombre que la espere en el altar, porque Jennifer Lopez sabe lo que quiere en su dedo.

Con Ojani Noa, un camarero de Miami, se casó en 1997 y su matrimonio no duró ni un año. El anillo que llevó por aquel entonces la cantante era un diamante con el clásico corte marquise valorado en 100.000 dólares. Con el paso del tiempo, el presupuesto de sus anillos fue in crescendo.

Y de un camarero a un bailarín, Cris Judd, con él que se casó en 2001. Tampoco fue un matrimonio muy próspero y no llegaron a celebrar el primer aniversario de boda cuando anunciaron su divorcio.
Su anillo de corte esmeralda y diseño rectangular ya se aproximaba al tipo de sortija que JLo luciría de compromiso en compromiso.

Llegó el turno para Ben Affleck, el actor le propuso matrimonio con un superdiamante rosa de seis quilates (también rectangular) de la prestigiosa joyería Harry Winston con un precio estimado de 2,5 millones de dólares. Pa’ na’, porque la boda nunca llegó a celebrarse; eso sí, JLo tuvo anillazo una vez más.

Marc Anthony pasó de ser su amigo a su marido en el año 2004. Siguiendo el ejemplo de Ben Affleck, Marc le propuso matrimonio con un anillo también de la misma talla rectangular y también de Harry Winston, aunque esta vez se trataba de un diamante azul de 8,5 quilates que valía el doble que el anterior. Su matrimonio duró siete años y tienen dos hijos en común.

Hace unos días la historia se repetía de nuevo, Jennifer Lopez se volvía a prometer con Alex Rodriguez. Y sí, con un anillo de diamante de talla rectangular. Parece que el exjugador de beisbol estuvo ojeando el pasado de JLo como prometida reincidente, porque ha dado en el clavo con la elección del anillo.

martes, 12 marzo 2019
Tags: 
martes, 12 marzo 2019
Tags: 

Son cinco veces que la Diva del Bronx ha dicho que sí. La última vez con el exjugador de beisbol profesional Alex Rodríguez, con quien lleva dos años de relación. Las Bahamas es fue el destino romántico elegido por el novio para pedir matrimonio a JLo, con un anillo valorado en más de un millón de dólares.

Está será la cuarta boda para JLo, después de Ojani Noa, Cris Judd y Marc Anthony, porque de Ben Affleck tuvo anillo de compromiso, pero unos días antes de que se produjera el enlace la cantante canceló la boda por unas supuestas infidelidades del actor.

Y claro, con tanto anillo que viene y va, no hemos tenido más remedio que hacer un repaso a su colección, desde su primer marido, Ojani Noa, a su prometido actual, Alex Rodriguez. ¿La conclusión? Salvo por su primer anillo, todos los que ha lucido tienen una característica común: son cuadrados o rectangulares.

No importa quién sea el hombre que la espere en el altar, porque Jennifer Lopez sabe lo que quiere en su dedo.

Con Ojani Noa, un camarero de Miami, se casó en 1997 y su matrimonio no duró ni un año. El anillo que llevó por aquel entonces la cantante era un diamante con el clásico corte marquise valorado en 100.000 dólares. Con el paso del tiempo, el presupuesto de sus anillos fue in crescendo.

Y de un camarero a un bailarín, Cris Judd, con él que se casó en 2001. Tampoco fue un matrimonio muy próspero y no llegaron a celebrar el primer aniversario de boda cuando anunciaron su divorcio.
Su anillo de corte esmeralda y diseño rectangular ya se aproximaba al tipo de sortija que JLo luciría de compromiso en compromiso.

Llegó el turno para Ben Affleck, el actor le propuso matrimonio con un superdiamante rosa de seis quilates (también rectangular) de la prestigiosa joyería Harry Winston con un precio estimado de 2,5 millones de dólares. Pa’ na’, porque la boda nunca llegó a celebrarse; eso sí, JLo tuvo anillazo una vez más.

Marc Anthony pasó de ser su amigo a su marido en el año 2004. Siguiendo el ejemplo de Ben Affleck, Marc le propuso matrimonio con un anillo también de la misma talla rectangular y también de Harry Winston, aunque esta vez se trataba de un diamante azul de 8,5 quilates que valía el doble que el anterior. Su matrimonio duró siete años y tienen dos hijos en común.

Hace unos días la historia se repetía de nuevo, Jennifer Lopez se volvía a prometer con Alex Rodriguez. Y sí, con un anillo de diamante de talla rectangular. Parece que el exjugador de beisbol estuvo ojeando el pasado de JLo como prometida reincidente, porque ha dado en el clavo con la elección del anillo.